HAGASE SOCIO
WEBINARS
SEGURIDAD DEL PACIENTE: MAS ALLA DEL COVID 19
Disertante:
Dr. Fabián Vitolo, Director de Relaciones Institucionales y Servicios Médicos, Noble Compañía de Seguros S.A

Coordinador:
Dr. Rubén Vernuccio, CD SADAM

La segunda conferencia estuvo coordinada por el Dr. Rubén Vernuccio, miembro de la comisión directiva de SADAM, y a cargo del Dr. Fabián Vítolo, Director de Relaciones Institucionales y Servicios Médicos, Noble Compañía de Seguros S.A, quién abordó la temática “Seguridad del Paciente: Más allá del Covid 19”. Destacó que la pandemia ayudo a centrarse en la seguridad del paciente, no solo en minimizar los daños, sino también en la capacidad del sistema de salud de poder sostener las operaciones requeridas tanto bajo condiciones esperadas como inesperadas (Resiliencia).“¿Qué tan bien estamos trabajando para disminuir otras muertas, fuera del virus del covid-19?”, planteó.

En referencia a esto y en el contexto de la pandemia mencionó que “en seguridad la cuarentena no puede ser la única estrategia, sino que debe anticiparse a la situación; monitorear, es decir, qué indicadores son importantes y cuáles no; qué es lo que vamos aprendiendo a medida que van cambiando las cosas y por último, responder”.

De esta manera indicó que al establecer la estrategia de la cuarentena, se debe plantear una activación, considerar los recursos que se tienen y también el factor del tiempo, ya que “la estrategia de una cuarentena de 15 días no puede ser la misma que la cuarentena de un año”.

Respecto del impacto del Covid sobre la salud en el tiempo, desarrolla 4 etapas: una primera oleada vinculada a la tasa mortalidad y morbilidad inmediatas por Covid-19; una segunda oleada de morbi-mortalidad asociadas a paciente urgentes no covid que se demoran porque las organizaciones están abocadas y destinan sus recursos a otros temas; la tercera ola es el impacto de la cuarentena en la atención de enfermedades crónicas, y la cuarta ola son los efectos de la cuarentena producidos en la población.

En referencia a la primera ola mencionó que al 12 de mayo de 2020 a nivel internacional, los nuevos casos ya son más del doble en América en relación a Europa. También, el descenso de casos en Europa es muy lento, mientras que en el Sudeste de Asia y Mediterráneo tienen una curva ascendente de contagios. En el caso de Argentina, como ejemplo, indicó que presenta buenos indicadores en casos activos por Covid-19 con 162 casos por millón de habitantes, teniendo una performance mejor que Chile, Brasil, Perú y Ecuador, y solo superada por México y Uruguay. Un indicador bajo es el de la cantidad de testeos, que al 28/05/2020 fue de 3.197, siendo menor al de otros países de la región.

Luego, desarrollando la segunda ola destacó la aparición de dos falsas premisas respectos de los pacientes urgentes no-covid: El aislamiento social es incompatible con los controles y tratamientos médicos regulares y preventivos, y los hospitales y sanatorios son lugares con alto riesgo de contagio para los pacientes. Estableciendo una comparación interanual de prestaciones entre abril 2019 y abril 2020, esto ha llevado a una disminución de consultas en emergencias de un 74%, o un 58% en cirugías cardiacas centrales, entre otros. Esto da como resultado una ocupación en internación general de un 55% en abril de 2020 frente a un 83% en abril de 2019, mientras que en ocupación de área crítica se tradujo en un 48% frente a un 77% en 2019.

En este sentido, existe una demora en la atención de los casos no-covid por enfermedades urgentes. Entre las causas de la demora mencionó que la población teme contagiarse, a tener problemas legales si se movilizan, poca claridad sobre que procedimientos o consultas estarían justificadas, porque minimizan sus síntomas, entre otras, etc.

Sobre la tercera ola, indica que el impacto del Covid en el tratamiento de enfermedades crónicas produjo una disminución en estudios preventivos, en la adherencia a los tratamientos, una baja en la tasa de vacunación, retraso en tratamientos oncológicos, menos donaciones de sangre y menos controles en recién nacidos. A colación de esto, citó como ejemplo, el titular de un artículo de la BJS Society que dice: “La interrupción por el covid-19 provocará la cancelación de 28 millones de cirugías en todo el mundo”.

Por último, en la cuarta ola habló sobre los efectos que la pandemia tendrá en la salud mental tanto en la sociedad como en los profesionales de la salud. En este sentido, habló de la necesidad de planificar la post-pandemia, por las secuelas que tendrá la pandemia.

Respecto de los efectos en el personal de salud, mencionó que además de los propios de la pandemia, el deber profesional puede brindarles fortalezas como aspectos vulnerables, por ejemplo: al abocarse al cuidado de la población pero no advirtiendo el propio cuidado. Para contrarrestar esto señaló la necesidad de una actitud de auto-preservación y apoyo mutuo entre colegas para no caer en el “síndrome burnout”. Asimismo instó mediante diferentes recomendaciones, el manejo del estrés para el contexto de cuarentena.

Para concluir, planteó que debe haber una reactivación del país por parte de las autoridades del sector público y privado para luego de la cuarentena, basado en 4 parámetros: debe ser segura, inteligente, paso a paso y guiada por los datos. Esto a nivel meso- en las instituciones de salud-, para luego avanzar en un nivel macro, en la salud pública.

La conferencia contó con un gran número de participantes, quienes se mostraron muy satisfechos e interesados por la disertación

ENVIE SU CONSULTA POR WHATSAPP